Siracusa

 

Situada sobre la costa sureste de Sicilia, la ciudad de Siracusa se alza en parte sobre tierra firme y en parte sobre un promontorio denominado Isla de Ortigia. Para visitar la ciudad, encontrándose ésta en terreno bastante llano, con la presencia solo de algunas colinas, el uso del coche o transporte público no es necesario. Siracusa, que en el pasado fue una de las más grandes ciudades de la época griega, se caracteriza por el gran número de vestigios arqueológicos que posee y por la riqueza de su paisaje natural, aspectos que la llevaron a ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2005.

Se proponen acontinuación dos rutas para realizar en dos días, a través de las cuales se podrán conocer y visitar los rincones más emblemáticos de esta ciudad.

Día 1

Se empezará el día en la Isla de Ortigia, en la calle Largo XXV Luglio, visitando el Templo de Apolo. Éste fue el primer templo dórico de toda Sicilia y fue víctima de varios cambios fisionómicos y de uso a lo largo de los siglos. Cerca de aquí se podrá admirar la monumental Fontana di Diana, en Piazza Archimede, que cuenta con una espléndida escultura de la diosa Diana junto con Alfeo y la ninfa Aretusa. Desde la plaza, se accede a la Via Roma, repleta de tiendas de objetos y productos típicos. Llegados a la altura de la Via Minerva se vislumbran en el fondo las columnas dóricas del antiguo Templo de Minerva, que actualmente forman parte del Duomo. Así, siguiendo por dicha calle se llega a la Piazza Duomo, considerada una de las más bellas de Italia, rodeada de estupendos palacios de estilo barroco, entre los que caben destacar, además del Duomo, el Palazzo Vermexio, actual edificio del ayuntamiento, el Arzobispado y el Palazzo Borgia del Casale, que fue mandado construir por un descendiente de los Borgia. A la derecha de la Catedral se alza la Iglesia de Santa Lucia alla Badia, dedicada a la patrona de la ciudad, que fue completamente reconstruída tras el terremoto del 1693. En su interior se encuentra una famosa obra de Caravaggio titulada "Il seppellimento di S. Lucia" (entierro de Santa Lucía). Desde aquí, recorriendo la Via Pompeo Picherali, se llega a la Fuente Aretusa, pequeño lago de agua dulce repleto de patos, peces pero sobretodo de los únicos ejemplares europeos de plantas de papiro silvestres. Siguiendo la costa, se llega hasta la Piazza di Svevia, desde donde se accede al espectacular Castello Maniace, situado en la punta de Ortigia. Acontinuación se volverá hacia atrás para recorrer, o hacer una pausa si se prefiere, los jardines de la Villetta Aretusa. Sucesivamente se podrá visitar la Galleria Regionale di Palazzo Bellomo, situada en la via Capodieci n. 14 -16. En ella se encuentran colecciones de arte medieval y moderno. No muy lejos de aquí se halla otro interesante museo, el Museo del mare, en la Via Gaetano Zummo n. 7, que sumerje a sus visitantes en la historia marinera de Siracusa con su exposición de barcas y maquetas, y con los fascinantes relatos contados directamente por sus fundadores, un grupo de jubilados que se dedicaban a proyectar y construir las tradicionales barcas. El final de la calle coincide con la Piazza S. Giuseppe, adonde se encuentra el Museo Aretuseo dei Pupi: la historia de la ciudad contada a través de magníficos títeres sicilianos. En la Piazza del Precursore se encuentra la Iglesia de San Giovanni Battista (mejor conocida por sus habitantes como de San Giovanello), que fue construída sobre una sinagoga. Otro particular museo es el Museo del Cinema, en Via G.B. Alagona, situado en el interior del Palazzo Corpaci, adonde se congrega innumerable material que recorre toda la historia del cine. En la misma calle, en el sótano de un actual hotel, se puede visitar un antiguo Bagno Ebraico de purificación (miqwè en hebreo). Llegando a la Via Maestranza, se encuentra el espectacular Palazzo Impellizzeri, de puro estilo rococó y, por último, continuando por la misma calle, se podrá visitar la Iglesia dell’Immacolata con su bellísima fachada barroca.

Día 2

La jornada de hoy empieza en la Piazza Cappuccini para visitar las singulares Latomie dei Cappuccini, cuya entrada se encuentra en la Via Puglia. Las latomías son cuevas que se formaban en las rocas durante la extracción de la piedra, que se necesitaba para la construcción de los monumentos de la ciudad, y que después fueron utilizadas como prisiones. Con el paso de los siglos este lugar se ha convertido en un maravilloso jardín. Desde aquí se podrá ir hacia la Piazza San Giovanni para visitar las Catacombe di San Giovanni, profanadas a lo largo de los siglos por parte de los diferentes pueblos invasores que llegaron a Siracusa y de la cual queda sólo su magnífico esqueleto. Acontinuación merece la pena visitar el Museo del Papiro, que se encuentra en la Via Nizza n. 14, y en cual se conservan todo tipo de documentos e instrumentos relacionados con la cultura del papiro. Muy cerca de aquí se podrá visitar el Museo Archeologico Paolo Orsi, en el Viale Teocrito n. 66, uno de los  más prestigiosos de Europa tanto por la calidad como por la cantidad de hallazgos arqueológicos que contiene. A poquísimos pasos de aquí, en la Via del Santuario n. 3, se halla el Santuario della Madonna delle Lacrime, cuya monumental cúpula cónica, visible desde casi todos los ángulos de la ciudad, seguramente ya habrá llamado la atención del turista. Fue levantado en recuerdo del milagroso acontecimiento sucedido en el año 1953, cuando la imagen de la Virgen María representada en un cuadro de propiedad de un matrimonio siracusano, lloró durante cuatro días seguidos y cuyas lágrimas, examinadas por científicos expertos, resultaron ser símiles a las humanas. Desde aquí, y a poca distancia, se visitará el Parque Arqueológico de Neápolis, cuya entrada se encuentra en el Viale Paradiso n.14, y en el que se destacan, entre otros muchos puntos de interés, el Anfiteatro romano, el Teatro griego, el Altar de Hierón II y la Latomía del Paraíso adonde se encuentra la famosa cueva denominada Orecchio di Dionisio. Acabada la visita y dando un largo paseo, se podrá visitar la Basilica di Santa Lucia al Sepolcro, en la Piazza Santa Lucia. Esta iglesia fue construída anexa a la existente Catacomba di Santa Lucia, parcialmente accesible, en la que se encuentra el sepulcro de la Santa. Seguidamente se caminará hasta el Viale Diaz Armando n. 1, adonde se alza la imponente Iglesia de San Tommaso al Pantheon (mejor conocida como el Pantheon), que fue construída en honor a los caídos durante la Primera Guerra Mundial y cuyos restos descansan en su interior. Para acabar la ruta del día se visitará, o se descansará si se prefiere, el Foro Siracusano que es un inmenso jardín público en cuyo interior se levantan tres columnas de mármol que formaban parte del pórtico romano, únicos restos que quedan del antiguo foro.

Artículos relacionados:

1 comentario

  • Enlace al Comentario Rosa M Viccini de Muzzio 26 Junio 2016

    Hola, Agradeceré envío de nombres de tours para recorrer Sicilia desde Palermo, tocando Cefalú, Taormina, Etna, Siracusa y Catania. Dispongo de 6 días.

    Reportar

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.