Gastronomía

La gastronomía siciliana se caracteriza por el uso de productos típicamente mediterráneos, como el aceite de oliva, las verduras, las legumbres, el arroz, el pescado y marisco (frutti di mare en italiano), la carne, las especias, la harina y la fruta, principalmente los cítricos. Así que saborear los platos típicos de Sicilia será casi como estar en casa. La lista que sigue contiene solo algunos de los platos que recomendamos para comer en Sicilia.

Uno de los manjares más divulgados por toda la isla es la Arancina. Generalmente tienen forma esférica del tamaño de una naranja, aunque en algunas zonas se realizan con forma cónica, y están hechas de arroz, y normalmente rellenas de carne picada con tomate (ragú), guisantes y queso, después rebozadas en huevo batido y pan rallado, y fritas. El relleno puede variar y de hecho en algunas ciudades se encuentran locales llamados “arancinerie” en los que es posible saborear decenas de arancine diferentes.

La Pasta alla norma se dice que es típica de Catania, pero en realidad es un plato que se encuentra en cualquier rincón de la isla. Se realiza con pasta tipo macarrones, salsa de tomate, albahaca, berenjenas y requesón salado (ricotta salata en italiano).

Los spaghetti alla carrettiera se hacen condimentando la pasta con aceite, ajo crudo, pimenta y queso pecorino (de oveja) rallado. En algunas zonas se suele añadir tomate pelado.

Uno de los platos que más refleja el influyo árabe en la cocina trapanese es el cous cous, que aunque se cocina en varias versiones (verduras, carne, pescado), el más famoso es el Cous cous di pesce.

La salsiccia pasqualora es un fiambre que se realiza con restos del cerdo, típico de la provincia de Trápani.

La Pasta con i broccoli Arriminati es un plato cuyos ingredientes son la pasta tipo bucatini, coliflor, cebolla, anchoas, pasas y piñones.

Los platos descritos a continuación son típicos de Palermo y provincia:

Le Panelle, que son una especie de tortillas hechas con harina de garbanzos, agua y perejil.

Caminando por la ciudad seguramente sucederá de confundir con la pizza otro de sus platos: el llamado Sfincione. Tiene como base una pasta de pan blando que se cubre con salsa de tomate muy gustosa, cebolla, anchoas, orégano y trocitos de queso típico siciliano (caciocavallo).

El Pane Cunzato recuerda a un bocadillo, pero su característica está en que se trata de panecillos apenas sacados del horno, divididos en dos, con un chorrito de aceite de oliva, sal, tomate fresco, anchoas y orégano.

El Pane ca Meusa (Pane con la milza en italiano) es uno de aquellos platos que se ama o se odia. Se trata de un panecillo cubierto con un poco de sésamo, relleno con trozos de bazo y pulmones de ternera, ingredientes éstos no muy agradables para mucha gente.

La Frittola se realiza con los restos de carne y cartílagos de la ternera, muy parecidos a los llardons catalanes, que se fríen y se sirven en conos de papel o en bocadillo.

Las Stigghiole son las tripas de cordero, cocinadas con un pincho (que se saca antes de servir) y a la plancha, y aliñadas con sal y limón.

La Caponata se realiza con verduras fritas, sobretodo berenjenas, condimentadas después con salsa de tomate agridulce, apio, cebolla, olivas y alcaparras.

La Pasta all’anciova es un plato sencillo y rápido de preparar, que se realiza con pasta tipo espaguetis, salsa de tomate, anchoas y pan rallado tostado.

Entre los varios tipos de pasta casera, la más utilizada son los busiati, una pasta retorcida que forma un agujero en el centro que facilita la cocción. Típicos son entonces los Busiati al ragù di maiale, la pasta condimentada con una sabrosísima salsa de tomate hecha con la carne de cerdo.

La Pasta chî sardi (pasta con le sarde en italiano) es un delicioso plato realizado con cebolla, sardinas, anchoas, hojas de hinojo silvestre y piñones tostados.

Los Anelletti al forno es un plato que se prepara horneando la pasta, que es a forma de anillo, ya cocida mezclada con el ragú de carne, previamente preparado, donde por encima se pone una buena cantidad de queso típico, pan rallado y aceite.

Los platos descritos a continuación son típicos de Catania y provincia:

La Cipollina se realiza con el hojaldre relleno de cebolla, salsa de tomate, mozzarella y jamón dulce.

El Mauru consiste en una insalata de algas rojas comestibles aliñadas con sal y limón.

El Sangeli (sanguinaccio en italiano) es un embutido que se realiza con la tripa del cerdo rellena de sangre del animal y después cocido en una gran cazuela.

La Schiacciata es pasta de pan estirada, como para hacer una pizza pero mucho más alta, en cuya superficie se crean unos agujeros, antes de hornear, hundiendo los dedos en la masa.

Los platos descritos a continuación son típicos de Siracusa y provincia:

Los amantes de la pizza, deberán probar el Pizzolo. Se realiza sobreponiendo dos pizzas entre las que se colocan los ingredientes que más se prefieran y la capa de arriba se condimenta, antes de hornear, con aceite, orégano, sal, pimienta y queso parmesano, formándose al final una deliciosa costra.

La Pasta Fritta alla Siracusana se hace friendo espaguetis cocidos al dente y rebozados en pan rallado. En el aceite de fritura se fríe antes un poco de ajo (que después se quita) y unas anchoas.

Los Lolli que es una forma de pasta casera, que se hace formando pequeños cilindros con la masa y chafándolos después con las palmas de las manos.

La Pasta con i Taddi tiene como ingrediente principal los taddi, que son las hojas de una variedad de calabacín que se encuentra solo en Sicilia denominada “Serpente di Sicilia”.

En sus orígenes, la receta del Cunigghiu a' stimpirata (Coniglio alla stemperata en italiano) preveía la utilización de la liebre y para suavizar el intenso sabor de su carne, era necesario destemplarla (stemperare) con la menta y el vinagre.

Esperamos que ahora tengáis más claro que comer en Sicilia.

Más en esta categoría: Gastronomía, postres. »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.