Top 5: Calas para bañarse

Cala Rosa Sicilia Cala Rosa Sicilia

 

Cala Rossa, en la isla de Faviñana

Con sus aguas cristalinas y sus singulares rocas, esta cala ha sido considerata la más hermosa de toda Italia.

Formada principalmente de rocas planas que permiten tumbarse para tomar el sol, desde hace poco las corrientes marinas han formado, además, una pequeña playa de arena.

Su acceso es posible tanto en barca como por tierra, solo que esta última posibilidad la hace poco apta para las familias con niños, ancianos y mujeres embarazadas, en cuanto es necesario atravesar a pie una gran bajada. Pero si no se pertenece a ninguna de estas categorías, el esfuerzo realizado merece muchísimo la pena.

  

Calas de la Reserva Natural dello Zingaro, en la provincia de Trápani

Esta Reserva Natural cuenta con siete maravillosas calas, con sus aguas transparentes, con sus peces y plantas acuáticas de varios colores, algunas de las cuales son accesibles solo con barca. La más singular y famosa es la Cala Capreria.

Se accede atravesando a pie toda la reserva, en cuanto es la última de las calas. Por ello es importante prestar atención a los horarios de apertura y cierre de la misma.

Con su arena blanca y sus aguas calientes y cristalinas, hacerse un baño aquí es de lo más tentador después de haber caminado tanto. No siendo muy grande, es fácil encontrar muchos visitantes, pero su posición bastante apartada le aporta la sensación de estar en el Caribe.

 

Calamosche, en la provincia de Siracusa

En el Oasis Natural de Vendicari, en la provincia de Siracusa, cuenta con esta cala a la que se accede caminando a pie atravesando la Reserva, durante unos 20 minutos.

La playa de arena se encuentra entre dos promontorios de rocas, con cuevas y grutas ideales para practicar el esnórquel.

Es una piscina natural, con aguas limpias y transparentes, que la convierten en una de las principales metas de los turistas y habitantes del lugar.

 

Cala Pulcino, en la isla de Lampedusa

En la famosa isla de la tortuga Boba (Caretta Caretta), Lampedusa, se puede (es más, se debe) visitar esta espléndida cala de mar azul absoluto.

La mejor manera de acceder a ella es en barca, aunque también es posible acceder a pie (para los más aventureros) por un sendero que atraviesa las pequeñas colinas que rodean la cala, y cuya duración puede variar de los 30 a los 60 minutos.

Está formada por guijarros blancos de varios tamaños. Sus aguas son completamente transparentes y está repleta de muchísimos peces de colores estupendos. Por ello se convierte en una meta que no deben saltar los apasionados del esnórquel que se encuentren en esta fabulosa isla.

Cala Junco, en Panarea - Islas Eólias

Situada en una aldea prehistórica de la isla, ha sido reconocida como una de las mejores bahías del archipiélago, y por su forma de anfiteatro se piensa que pudo ser utilizada entonces como amarradero.

Es una de las dos playas de la isla a la que se puede acceder a ella tanto con barca como a pie en unos 30 minutos, atravesando un antiguo sendero, ya que a las demás se puede llegar solo desde el mar.

Las rocas que la circundan crean en ella un efecto piscina, con aguas cristalinas de varios tonos de verde-azul. Su fondo transparente y coloreado la convierte en meta ideal para los amantes del buceo y del esnórquel, aunque también es excelente para quien solo busca un lugar tranquilo adónde relajarse y darse un buen baño de agua fresca.

Más en esta categoría: « Top 5: Playas de Sicilia

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.