Palermo, ruta de 2 días.

 

Palermo, capital de Sicilia, posee el Centro Histórico más grande de Europa. La ciudad, que se encuentra rodeada de altos montes, ha sido construída sobre una gran llanura lo cual facilita que pueda ser visitada a pie, sin necesidad de utilizar los medios de transporte público o el coche. Cada uno de los rincones de la ciudad cuenta con algún detalle que tiene un gran valor histórico, artístico y/o arquitectónico, y por ello se hace necesario seleccionar los más importantes que merecen ser visitados. El turista, a través de ellos, podrá así hacerse una idea de la grandiosidad de esta ciudad en el pasado.

Os hemos preparado una ruta de 2 días por Palermo para que no os perdáis nada.

Día 1


Es conveniente disponer de un medio de transporte privado ya que se propone visitar el Duomo de Monreale, que es una población que se encuentra sobre una montaña a unos 10 quilómetros de Palermo. El interior de esta magnífica catedral se encuentra enteramente decorado con mosaicos realizados en oro, de los cuales cabe destacar un magnífico Pantocrátor en la cuenca del ábside sobre el altar. Posee también un bellísimo claustro rodeado de columnas de mármol excelentemente decoradas. Antes de bajar a la ciudad, podemos dar un buen paseo por las callejuelas de este encantador lugar y aprovechar para comer algo. Se recomienda también echar un vistazo en los varios puntos que se encuentran a lo largo de la carretera y desde los cuales se vé un estupendo panorama de la costa palermitana y de Palermo.

La próxima parada será en el Monte Pellegrino, a 28 km de Monreale y 15 km de Palermo, adonde se podrán visitar las Grotte dell'Addaura, cuevas prehistóricas cuyas paredes están repletas de extraordinarias incisiones rupestres. Se podrá visitar también el encantador Santuario de Santa Rosalia, patrona de la ciudad, para después desplazarse hacia el centro de Palermo.


La meta serán  las famosas Catacumbas de los Capuchinos, en la Piazza dei Cappuccini (no recomendada para los más impresionables y para los cuales se propone  una ruta alternativa en el parágrafo sucesivo). Dicha visita podría llevar toda la tarde, pero si no fuera así, se podría aprovechar para visitar el famoso mercado de anticuariado denominado Mercato delle Pulci, que se encuentra en Piazza Papireto, a unos 17 minutos a pie.

Para los turistas que no deseen visitar las Catacumbas de los Capuchinos, proponemos entonces una ruta alternativa, recorrida a pie. Se inicia en la Piazza Indipendenza, adonde se podrá visitar el sugestivo palacio real denominado Palacio de los Normandos y la Cappella Palatina, que se halla en su interior. Desde aquí hay que encaminarse hacia el Corso Calatafimi, a la altura del número 100, adonde se encuentra el Castillo della Cuba, hermoso pabellón de estilo árabe-normando, y la Necrópolis Púnica. Por último, habrá que desplazarse hasta la Piazza Zisa, que cuenta con un hermoso palacio de inspiración morisca denominado La Zisa.


Día 2


Los turistas que durante la tarde del día 1 hayan realizado la ruta alternativa, empezarán desde la Via Vittorio Emmanuele, en la Catedral de Palermo.


En cambio los que hayan visitado las Catacumbas de los Capuchinos, empezarán su ruta desde la Piazza Indipendenza, adonde podrán visitar el sugestivo palacio real denominado Palacio de los Normandos y la Cappella Palatina, que se halla en su interior.

Desde aquí, recorriendo los últimos metros del Corso Calatafimi en dirección centro, se llega a la Via Vittorio Emmanuele que conduce a la Catedral de Palermo. Esta imponente Catedral merece una visita tanto en su parte interna como externa. Continuando por la Via Vittorio Emmanuele se encuentra la Iglesa del S.S. Salvatore, para llegar poco después a la famosa Piazza Vigliena con sus Cuatro cantos. En este punto de la ciudad se sitúa el “corazón” del Centro Histórico, adonde se cruzan dos de las cuatro arterias principales de la ciudad, formandose aquí los cuatro Mandamientos (los cuatro barrios históricos de la ciudad): el barrio de Castellammare, el de Monte de Piedad, el de Palacio Real y el de los Tribunales (o Kalsa). Necesario no dejar pasar por alto sus cuatro esquinas (cantos), adornadas con cuatro fuentes y cuatro estatuas dedicadas a las antiguas Santas patronas de la Palermo.

Girando hacia la Via Maqueda, a pocos metros de los Cuatro cantos, se encuentra la Piazza Pretoria, con su espléndida fuente, y en la que se encuentra el ayuntamiento. Se puede asímismo visitar la Iglesia de San Giuseppe dei Teatini, que se halla justo enfrente de esta plaza.

Regresando hacia la Via Vittorio Emmanuele, y recorriéndola en dirección nordeste, se puede visitar la Iglesia de San Matteo y, más adelante, girando en la calle denominada Vicolo dei Mezzani, se finaliza la ruta del día con el célebre y característico mercado llamado Vucciria (que en dialecto siciliano significa bullicio, por los característicos gritos de los vendedores que reclaman la atención de los visitantes). Este mercado, adonde es posible encontrar un sinfín de alimentos, es uno de los iconos de la ciudad.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.