Capilla Palatina

 

La Capilla Palatina se encuentra en el interior del Palacio de los Normandos en Palermo, actual sede del Parlamento de la Región Siciliana. Fue construida por los musulmanes por orden del rey Rogelio II de Sicilia, que la dedicó al Apóstol San Pedro, y consagrada después como iglesia privada de la familia real. Actualmente la capilla es la sede de la Parroquia del Apóstol San Pedro de Palermo.

Es de estilo normando-bizantino y su arquitectura y decoraciones internas son una muestra clara de la convivencia de las varias culturas y religiones de aquella época: la planta de la basílica con tres naves, típica del estilo latino; la cúpula semiesférica sobre la planta cuadrada del presbiterio, al más puro estilo bizantino; el techo de madera de la nave central y las vigas de las otras dos naves, decoradas con pinturas y entallados representativos de la vida cotidiana del islam.

Con sus enormes mosaicos realizados en fondo de oro, esta capilla irradia una luminosidad espectacular. La obra más importante es el Pantocrátor que está situado en la cúpula, elemento también presente en la cuenca del ábside central. Tambien es impresionante el mosaico que representa el bautismo de Cristo, que es el más antiguo de la capilla.

Las tres naves que la componen se encuentran separadas por columnas de mármol que están unidas a través de arcos apuntados. Tanto las columnas como los intradoses de los arcos se hallan completamente decorados con imágenes de los Apóstoles y de varios Santos.

La definitiva construcción de la capilla actual, a parte de los trabajos de restauración terminados en el año 2008 a causa de los daños que ocasionó el terremoto del 2002, fue a principios del siglo XIX bajo el reino de Fernando III de Borbón, época en la que fueron realizados los mosaicos del vestíbulo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.